lunes, 15 de marzo de 2010

Mientras tanto...

-asi que… si as matado personas no?- le dije yo a esa chica, la verdad la pobre no sabia lo que le estaba esperando. A veces, no sabia porque, me daba pena tener que hablar con ellas…

Si, bueno este era uno de mis deberes en la guardia, tenia que conquistar a las chicas que se podría decir, serian próximas integrantes de la guardia Vulturi, o si no, la victima del dia, la acusada. Yo hacia eso con las chicas y Corin con los hombres. Teniamos que hacer eso a veces para poder conocer un poco de su pasado. Ahora muchos decían que este era un don que no sabia que lo tenia; la coquetería, o nose, la facilidad que se me daba poder hablar con ciertas chicas, al final todas ellas terminaban contando una parte de su vida; si no era humana, era la vampirica.

-si, pero bueno, tu también lo haces no?-me pregunto Michelle, ella era una vampira que había cometido algunos delitos pero tenia un don que hacia que Aro se interesara en ella; era de Londres con el cabello de color raro, entre rubio y pelirojo, la verdad nunca me fijaba bien en las chicas que, muchas veces, terminaban torturadas por mi hermana.

-si, pero no dejamos tantas evidencias que pueden poner en peligro nuestra existencia. – le dije tratando de esquivar lo que trataba de hacer. Sabia bien lo que estaba pensando hacer: decirle a Aro que ella era inoscente pero a través de sus ojos se veía la intención de ella. Y entonces recordé el porque hacia esto, y la causa de esto hasta tenia nombre!: Madeline Morrison.

Madeline era una de las chicas mas hermosas que había conocido, su don ,su sonrisa, incluso su cabello, todo de ella me atraía y yo solo me quedaba como un idiota; le hable de mi y ella también me conto su vida, lo malo fue que cuando la conoci la victima fui yo…

-Alec! Estas poniéndome atención? Por lo menos finge que estas escuchando-me dijo Michelle algo enojada.

-Claro, porque crees que no te presto atención?-le dije algo incrédulo, lo cual siempre funcionaba.

-bueno –penso ella- parece que estuvieras pensando en otra cosa, en otras personas.

-no… no… como crees? Además si no estuviera pensando como yo pudiera estar aquí, hablando contigo?- la verdad me salió pésima mi escusa, pero ella se lo creyó y se acerco a mi con una sonrisa que después sabia a lo que venia. Se fue acercando lentamente, iba a besarme, pero en ese moento llego Santiago.

-Michelle, Aro estaría muy feliz si estuvieras con el en este momento, quiere hablar contigo.

Sinceramente Santiago siempre me salvaba de unas, otraveces las arruinaba, pero esta vez si que me salvo, esta chica no era de mi total agrado. Michelle lo miro con cara de pocos amigos y se levanto de donde estábamos sentados.

-Alec puede venir?- le pregunto con esa voz que tenia de inocente.

-Claro, porque no? Quieres venir?- dijo Santiago. Y yo también me pare y los segui; Michelle caminaba al mismo paso que el mío, siempre detrás de Santiago.

Entramos a lo que yo ya le llamaba “el gran salón”. Mis maestros, mi hermana y algunos otros ya estaban ahí. Tenían que decidir qué hacer con Michelle y que opinaba ella de quedarse en la guardia.

-Me alegra que no hayan tardado tanto- dijo Aro con ese tono de voz tan peculiar de él, había ocasiones en las que lo fingía y otras veces no, pero ni siquiera yo sabía cuándo.

-Bueno, aquí estamos.-Dijo Michelle, diciendo el “estamos” como refiriéndose a ella y a ¿mí?

-Acércate querida. – le dijo Aro a Michelle y ella se fue acercando, ahora si percibía un poco de miedo en ella, sabía lo que temía. Que Aro viera sus pensamientos, que era justo lo que haría. –Puedo?

Aro le extendió su mano, y Michelle puso la suya encima de la de el. No sabia que le estaría mostrando pero lo mas seguro esque no era toda la verdad.

-Interesante- le dijo a Michelle cuando termino de ver todo- pero… tu que piensas de esto Alec?

-Bueno…yo no se que te haya mostrado y que no, pero esto es lo que yo se.- le dije y le di mi mano, vi a Michelle que me miraba con cara de “eres un idiota” o algo que diría una chica sumamente traicionada.

-Pero que rallos estas haciendo?!-me grito ella en la cara. Pero solo le devolví una sonrisa que hacia que varias chicas se dieran cuenta de que cayeron en mi trampa.

-Por lo visto-empezo a decir Aro ignorando lo que ella acaba de decirme- no eres tan
inocente como pensaba. Tenia un buen futuro pensado para ti, pero ya veo que no serviría.

Michelle se quedo con cara de suplica, no quería ser aniquilada. Pero eso ahora ya no era asunto mio.

-Ustedes que piensan, mis queridos hermanos?- pregunto Aro a Cayo y Marco. El primero solo miro con repugnancia a Michelle, Marco ni siquiera la vio pero dio un movimiento de manos para que mejor continuaramos con lo nuestro. – Bien, Jane, Felix, Corin y Demetri.

Aro ya casi no me metia en los asuntos de la destrucción de algunas victimas mias. Pero ya no me importaba porque aun asi, seguía en algunas misiones. Michelle quiso escapar pero Jane la detuvo con su don, ella empezó a gritar del dolor. Entre Corin y Felix la acabaron pero no vi todo completo ya que recordé…

LA LLAMADA Y LOS VULTURI

Ya había pasado casi un mes…
La verdad lo del teléfono, si era una llamada importante, era una de las llamadas que debimos haber contestado al primer segundo que se escucho. Lo recuerdo…
-------------------------------------------------------------------------(una hora después de la primera llamada, no contestada)
Kathleen me explicaba de otras cosas de vampiros, lo más básico, y que también tal vez me sentía muy ansiosa o algo asi, que era verdad, porque ansiaba y necesitaba de sangre, pero no me dejaría matar a los humanos -.-‘ En lo que el teléfono del departamento sonó, otra vez.
-Yo contesto.-Dijo mi hermano con cara de aburrimiento y en lo que lo tomo no me di cuenta de que podía escuchar la conversación completa! Podía escuchar todo lo que se decía detrás del teléfono.
-Ah si, ahora tienes el oído muy agudo. Otra característica de los vampiros. –Me dijo Kathleen más bajo.
Pero la verdad ya no le di tanta importancia a lo que decía, aunque se cayó después de algo no muy agradable que le dijeron a Lucas, yo solo me quede con los ojos muy abiertos y mire a Lucas que también se quedaba muy callado y solo dijo “No se preocupe, ahí estaremos” y colgó.
-Valerie, créeme me siento igual que tu. –Me dijo Lucas mirándome a los ojos como cuando me dijo lo que me había convertido. Pero pronto fui y lo abrasé, tenía ganas de llorar, pero no podía, no podía hacerlo.
-----------------------------------------------------------------------------------(actual)
Después de eso fuimos al velorio de mis padres. No supe como tomar eso, como malo, o como BUENA SUERTE. Tal vez piensen que estoy loca pero fue buena porque no tuvimos que decirle a mis padres todo un discurso de que los vampiros existen y que nosotros lo éramos.

Además aun, se podía decir, era como una neófita. Tenía mejor autocontrol con los humanos pero mejor evitaba hablar o estar en contacto con ellos.

Mis padres nos dejaron una pequeña herencia, si así se le puede llamar, a las propiedades y el dinero. Por suerte como mi hermano tenía justo 21 años, aunque Kat lo había convertido a los 19, dijeron que ya podía usar lo que le tocaba a él; y eso hicimos. Kathleen tenía una casa cerca de Toronto, y la verdad allá el clima es muy bueno para poder vivir, el plan de ellos era el de utilizar el dinero para poder mudarnos y vivir en Toronto. Yo no me opuse y así lo hicimos.

Ahora vivimos en una casa no muy moderna, pero tampoco muy fea o vieja. Estaba bien, lo único que me molestaba aveces era el sonido de un cuarto, y no me parecía raro, que de vez en cuando se escuchaban sonidos raros del cuarto de Lucas y Kathleen.

Un dia se me ocurrió decirle a Kathleen como es que sabia tanto de vampiros, o mejor dicho como es que se había convertido.

-Kath… como es que te convertiste? Bueno si se puede saber?

-um… claro! Mis padres murieron cuando tenia 16 años. Y mi hermano y yo nos quedamos solos pero aun asi tuvimos nuestro tutor que era mi tio. –Me empezó a decir y ya hasta nos estábamos sentando en las escaleras. Pero bueno, ups! Si bueno Kathleen tiene un hermano de su misma edad. Continuemos… - Pasamos la preparatoria juntos pero Malcolm se fue haciendo mas antisocial, a el le afecto mas la muerte de nuestros padres, y por otra parte le fascinaba el fuego, le tenia tal aprecio…

-Al fuego?-le pregunte yo, y me di cuenta que la interrumpi, parecía que estaba regresando en el tiempo. Tenia la vista muy alejada, no estaba viendo nada, mas que el pasado.

-Si, nuestros padres murieron en un incendio. Yo no era…como esas chicas que se creían mucho solo por ser populares en la escuela, en realidad no era tan popular. Mi hermano era mas emo, pero en aquel entonces solo se le decía antisocial y yo era un nadie a la derecha. Aunque un dia a mi hermano le hicieron algo que le marcaria de por vida…
“Le hicieron una emboscada a Malcolm, lo apuñalaron, lo golpearon, lo dejaron casi muerto…Yo estaba a unos cuantos metros cuando eso paso. Cuando esos imbéciles se fueron yo pronto fui a ver como estaba, que tan herido estaba, pero había muy pocas posibilidades de que no muriera, estaba llorando tanto… y en eso un señor se acerco a mi y me empujo, se llevo a Malcolm.”
“Pero yo solo lo seguía, no quería estar lejos de el, de mi hermano. Ese tipo hizo algo tan raro que después me vio y me dijo ‘ no te preocupes ahora se sabra cuidar solo’ pero Malcolm gritaba y gritaba de dolor, yo quise pegarle a ese señor por lo que le había hecho, lo había dejado peor. Cuando quise desquitarme nose, me dolio todo, me había mordido también. “
“desperté 4 dias después, Malcolm ya había despertado un dia antes, y nos explico todo, aunque nunca supimos donde estaba tal señor, Malcolm hablo con el, pero le dijo que iria a cazar y nunca mas volvió.”
“Un mes después los Vulturis vinieron, y solo por que eramos neófitos y nuestros dones eran muy potentes.”

-y quienes son los vulturis?-le pregunte yo, e hize que Kat volviera al presente.

-Los Vulturis son el peor peligro con lo que te puedes encontrar.-Dijo Lucas que estaba entrando a la casa, al parecer había terminado de cazar, ya que sus ojos eran de un color mas claro.-Le estabas contando que los Vulturis estaban cerca cuando la convertimos?

-enserio?-le dije yo, un poco asombrada.

-Por lo visto no…-Dijo Lucas como con cara de desepcion.

-La verdad le estaba contando el porque los Vulturis nos llevaron a Volterra.-le dijo Kathleen a Lucas mirándolo a los ojos pero el me miro a mi, para comenzar a hablar.

-entonces dejame resumir esta historia.-le dijo Lucas a Kathleen.- Los Vulturis se llevaron a Kat y a Malcolm por sus dones..

-Malcolm controla el fuego, yo hago campos de fuerzas.-dijo Kat no queriendo interrumpir a Lucas.

-Pero eso que tiene que ver con los Vulturis?-le pregunte yo, me sentía como una niñita que acababa de descubrir algo.

-Los Vulturi no son solo una amenaza en el mundo vampirico por ser los que han pasado mas tiempo en la tierra o por ser el clan mas grande, sino, sus dones se podría decir que son de lo mas peligrosos. Y Malcolm se quedo alla. –me contesto rápidamente Kat.

-si, y bueno… lo único que yo te puedo decir es que Aro, Cayo y Marcus son los lideres. La guarida es.. grande –Lucas se quedo pensando, pero me dio un poco de risa por como hablaba de ellos.- de los que eh escuchado son de Chelsea, Renata, Corin, Santiago, Felix, Demetri, Heidi, y sobretodo de los hermanos Jane y Alec.

Alec? Porque me sonaba ese nombre ya lo había escuchado… y recordé al ultimo chico con el que hable en mi vida humana.

-Alec tiene 15 años y con el pelo castaño oscuro, no es muy alto pero tampoco muy bajo… es verdad no?- le dije recordando a aquel chico; tenia que ser el! Hasta recordaba esos ojos rojos. Pero Kathleen me miraba con cara de asustada y Lucas nose…. Parecia que mas.